ÍTACA SE DESCONFINA CON LA EDICIÓN LIMITADA. EL ESPECTÁCULO DEBE CONTINUAR

En poco menos de un mes, el festival ITACA se ‘desconfinará’ y celebrará una ‘Edición Limitada’ que incluirá seis conciertos con grupos y artistas de referencia del país: Els Amics de les Arts, Andrea Motis, El Petit de Cal Eril, Ferran Palau, Sanjosex y Meritxell Neddermann. Bajo el eslogan ‘El espectáculo debe continuar’, las actuaciones tendrán lugar el 19 y 20 de junio en Corçà y 26 y 27 en La Pera, poblaciones que colaboran en la celebración de los conciertos. Los conciertos de esta Edición Limitada ‘ya formaban parte de la programación de la ITACA 2020 y se han reubicado en otras fechas y espacios que permitan su celebración.

En casi todos los casos, será la primera actuación de estos grupos o artistas desde el confinamiento. Los conciertos de esta Edición limitada del festival ITACA serán de las primeras actuaciones en vivo que se programarán en las comarcas de Girona desde la suspensión de las actividades culturales debido al Covid-19.

El festival ha conseguido ‘salvar’ la mayoría de conciertos de pequeño y mediano formato. En cambio, debido a las limitaciones actuales se ve obligado a posponer los conciertos de gran formato de ÍTACA L’ESCALA, ÍTACA SANT JOAN o ÍTACA PALAFRUGELL que sobrepasan el número de espectadores máximo autorizado actualmente por las autoridades. El festival estudia varias opciones para los conciertos multitudinarios: celebrarlos durante el otoño si las medidas sanitarias lo permiten o posponerlos el 2021. Además de los conciertos previstos en su ‘Edición limitada’, el festival sólo tiene confirmado un concierto más este año con la actuación ya anunciada de Macedonia al Espacio Ter de Torroella de Montgrí el próximo mes de octubre.

Llamamiento al público
Los organizadores hacen un llamamiento a su público para que llenen las actuaciones programadas contribuyendo de esta manera al mantenimiento y supervivencia del festival del Empordà y, en consecuencia, que apoyen una propuesta cultural, popular y festiva. La organización de ÍTACA ha estado trabajando durante estos últimos meses para intentar mantener la programación de su octava edición a pesar de la inconcreción de las autoridades sobre la posibilidad de celebrar eventos culturales. A pesar de esta incertidumbre, la organización no ha lanzado en ningún momento la toalla y ha estudiado todas las opciones posibles para poder ofrecer una programación adaptada a la emergencia sanitaria y social que vivimos.

El eslogan de esta edición especial, ‘El espectáculo debe continuar’, es toda una declaración de intenciones para poner de manifiesto la necesidad de mantener viva la cultura y contribuir a la supervivencia de un sector que fomenta la creatividad y el pensamiento crítico para generar una sociedad más libre. Con esta edición limitada, el festival también quiere contribuir a la reactivación económica de un sector que da trabajo a muchos profesionales como artistas, técnicos y personal de producción y apoyo que son indispensables para la celebración de actividades culturales.

Comments are closed.